33 razones para que su hija no baile con Peña Nieto

Enrique Peña Nieto acaba de cumplir tres años al frente del gobierno federal con pena y sin ninguna gloria. En el retorno triunfal del PRI a la Presidencia, México vive una de sus peores crisis económica y de violencia.

 

Los mexicanos han perdido la esperanza y la capacidad de asombro. La muerte y la pobreza se nos han hecho cotidianas y pareciera que ya no asustan o preocupan a los ciudadanos. Para muestra, consúltense las encuestas que preguntan a nuestros paisanos por su calidad de vida. El resumen es aterrador: la mayoría denuncia bajos indicadores en el acceso a los servicios básicos, bajos ingresos, inestabilidad económica, política, social y de seguridad pública, mientras al mismo tiempo, a la pregunta ¿Es usted feliz? Responden en sentido afirmativo.[1]

 

Este artículo no aspira a ser más que una fotografía de un régimen indolente en sus obligaciones de proteger la vida, la seguridad y el patrimonio de las personas. Si este es, como se ha dicho el cansancio, el deber de un Estado, entonces el Estado mexicano ha fallado en sus funciones en los últimos tres años. Más aún, acaso en los últimos 30 años.

 

En nuestros pueblos, cuando alguien daba muestras de eficacia, de compromiso, de probidad incluso, las señoras decían “Así si baila mi hija con el señor”. Pero nuestras hijas no pueden bailar con esos señores. Aquí hay 33 razones para ello.

 

  1. Porque de acuerdo al Latinobarómetro sólo dos de cada diez mexicanos están satisfechos con el régimen que los gobierna.
  2. Porque cifras del Coneval indican que aún contra los “esfuerzos” de la Cruzada contra el Hambre, se sumaron dos millones más a la lista de pobres en México.
  3. Porque sólo el 13% de los mexicanos piensa que la economía va bien.
  4. Porque organismos internacionales señalan al Estado como violador sistemático de Derechos Humanos.
  5. Porque existe un Sistema Nacional de Transparencia y un Sistema Nacional Anticorrupción, pero no hay funcionarios corruptos en la cárcel tras haberse acreditado actos ilícitos y conflicto de intereses.
  6. Porque Higa y OHL representan la podredumbre de un régimen que opera con base en favores y compromisos con grupos cupulares.
  7. Porque en el cenit de la desvergüenza, el Chapo se fugó a plena luz del día, con cámaras en su celda, convirtiendo al Estado mexicano en un hazmerreír mundial.
  8. Porque el Ejecutivo Federal ha partidizado la impartición de justicia y los órganos autónomos, cuyos espacios insiste en llenar con base en cuotas y cuates.
  9. Porque la reforma educativa fue una reforma laboral que no ha podido poder poner en el centro de sus objetivos a los estudiantes y maestros, y sigue sin elevar la calidad educativa.
  10. Porque los aliados verdes del gobierno se cansaron de violar las leyes electorales en el más reciente proceso con la complacencia del Presidente y de los gobernadores priístas, con financiamiento público y recursos de origen incierto, sin que el órgano electoral lo sancionara en serio, pese a que más de 150 mil ciudadanos pidieron que se le quitara el registro de partido político, y había razones suficientes para hacerlo.
  11. Por el uso electoral de programas sociales por parte de gobernadores y delegados federales.
  12. Porque el INE construirá una sede que costará mil cien millones de pesos y tendrá áreas deportivas, regaderas y huertos.
  13. Por la actuación del Ejército en los casos de Tlatlaya, Ostula, Tanhuato, Ayotzinapa.
  14. Porque la Secretaría de Hacienda alentó partidas especiales para moches a diputados.
  15. Por el alza de las gasolinas contra todo beneficio anunciado por la reforma energética.
  16. Por la actuación del Banco de México que, frente al alza del precio del dólar, subastó reservas y luego se quedó como el chinito, milando.
  17. Porque nos siguen faltando 43.
  18. Por los más de 23 mil desaparecidos de los que se tiene registro.
  19. Porque el Estado mexicano es responsable de señalados casos de tortura en todo el territorio.
  20. Porque según el Índice de Percepción de Corrupción elaborado por Transparencia Internacional, nos ubicamos en el sitio 103 de 175 países evaluados.
  21. Porque la tasa de crecimiento sigue en “ajuste a la baja”.
  22. Porque el desplome de la generación de empleos formales que en septiembre pasado retrocedió 25% a tasa interanual.
  23. Por el 95% de la tasa de impunidad en la comisión de delitos del fuero común.
  24. Por los ochenta mil casos de ciberacoso sexual a menores, que sigue sin atenderse como un problema grave.
  25. Por la cerrazón del Secretario de la Defensa a que las fuerzas armadas declaren sobre el caso Ayotzinapa.
  26. Por la falta de políticas públicas ante la trata de personas.
  27. Por la deficiencia del sistema de pensiones, incapaz de garantizar un retiro digno de los trabajadores y sufre pérdidas en detrimento del ahorro de los trabajadores.
  28. Porque al frente de la Subsecretaría de Gobernación encargada de la prevención del delito, se puso a un infractor abierto de la ley y se insistió en mantenerlo en el cargo hasta que hubo una solicitud de orden de aprehensión por parte de la Fepade.
  29. Por los feminicidios.
  30. Por los crímenes contra periodistas.
  31. Porque no se han cansado de faltar a la inteligencia y al respeto de los mexicanos.
  32. Porque los representantes del PRI en el Congreso actúan como diputados de partido, cabilderos de grupos de interés, en lugar de actuar como representantes de los ciudadanos.
  33. Porque los señores de la clase política tradicional no bailan, sino que esperan que los ciudadanos bailemos al son que nos tocan, en una sinfonía tramposa y ensayada por más de 70 años de deshonor y miseria.



[1] Los datos registrados en 2014 en el estudio realizado por el Pew Research Center, consignan que los países emergentes, con México a la cabeza, son más felices que los países ricos. No, no son más felices, son más bien ciudadanos resignados a los que no se les ha convencido aún de que sí hay de otra.

http://www.pewglobal.org/2014/10/30/people-in-emerging-markets-catch-up-... (Última vez: 3 de diciembre de 2015)

Ismael del Toro